LA COLUMNA VERTEBRAL Y LA SERPIENTE SAGRADA

FOTO ARTÍCULO COLUMNA VERTEBRAL Y LA SERPIENTE SAGRADAQuiero destacar dos cosas importantes de entre las que tenemos en común los vertebrados, uno son las vértebras que conforman la columna, y el otro es que todos los vertebrados procedemos  del mismo animal originario el Picaya. Una especie de la familia de los  gusanos que vivió hace quinientos millones de años de aspecto similar a una serpiente y el cual fué el prototipo de columna vertebral del cual evolucionarían el resto de vertebrados, incluidos nosotros.

La columna vertebral tiene cuatro funciones principalmente:

-Mantener el tronco erguido. Los distintos planos de movimiento en los que se ejecutan las posturas de yoga como son la flexión, extensión, inclinaciones laterales, etc… dotan a la columna de la capacidad para prolongar esta función en el tiempo. La falta de tonificación en sus estructuras musculares, tendinosas y ligamentosas produciría el derrumbamiento de las vertebras como un castillo de naipes.

-Actúa como punto de anclaje de órganos y músculos internos, como el intestino o el diafragma. Éstos músculos internos se pueden y se deben fortalecer, según progresemos en la práctica adquiriremos la habilidad de tensar ciertos músculos internos además de relajar sus antagonista (o músculos opuestos), cuya sensación puedo asegurar que es muy placentera e induce a la relajación.

-Articula los movimientos del tronco. La práctica regular flexibilizará estos movimientos produciendo la lubricación y facilitando la hidratación de todos los elementos articulares incluidos los discos. Un dato muy importante es que la columna se debe trabajar en conjunto con la pelvis, el desbloqueo y fortalecimiento de esta última ampliaría el grado de desplazamiento del tronco cuando la columna trabaja en sinergia con la pelvis. Haré hincapié en la pelvis en un próximo artículo por su importancia a nivel funcional y energético.

-Y protege la médula espinal, este conducto con aspecto de cordón blanco y  alargado localizado en el canal vertebral, entre cuyas funciones esta la de enviar impulsos nerviosos a los músculos para el movimiento, transmiten la información sensitiva, regula el trofismo o la nutrición de los tejidos del organismo, regula funciones reflejas del músculo cardíaco y la musculatura lisa (transporte de alimento por el recorrido digestivo, presión arterial, etc.), y regula las funciones reflejas, CASI NADA. Por ello es tan importante el fortalecimiento de los músculos, tendones y ligamentos que componen la columna vertebral, lo cual la convertirá en un armazón o coraza para proteger a estas estructuras tan importantes por su función vital y que son el medio a través del cual conecta nuestro cuerpo con  el cerebro.

La posición erecta ejerce importantes fuerzas de presión que le transmiten las distintas estructuras como las vísceras abdominales, los pulmones, el corazón. el diafragma, la cabeza, los brazos o la parrilla costal y que acaban afectando a las estructuras vertebrales y discales. Estas fuerzas de presión unido a  la mala higiene postural y la incorrecta utilización del tronco son la causa en la mayoría de los casos de las molestias de la espalda, su mala utilización puede dar lugar con el paso del tiempo a hernias discales, ciáticas, lumbalgias, escoliosis…

El desarrollo de la capacidad de higienizar la postura y el movimiento, otra de las habilidades del yogui, minimiza las posibles agresiones a estas estructuras protegiéndolas de posibles lesiones. Las posturas de yoga compensarán el efecto negativo de la gravedad y del sedentarismo principal culpable de la acentuación de las curvaturas, de la pérdida de la movilidad, elasticidad, etc.

En el ejemplo de las curvaturas cervical y lumbar de la columna cuyas funciones son las de absorber las fuerzas de impacto a las que están sometidas cuando caminamos, corremos o saltamos y de mantener el equilibrio cuando estamos de pie, actúan como resorte o muelle. Sin embargo si cedemos en el deterioro, el exceso de curvatura que se produce con el paso del tiempo si no lo impedimos, tiene un impacto muy perjudicial, que a pesar de ello puede ser corregido mediante la práctica regular y rigurosa del yoga, además aprovecharé para decir, que la ejecución de posturas asimétricas también tienen un efecto correctivo en desviaciones de la columna (escoliosis).

No es de extrañar que la columna por su similitud a la estructura ósea de ciertos reptiles como es la serpiente goce de una reputación sagrada en ciertas culturas o civilizaciones anteriores, como he comentado anteriormente la columna es un elemento importantísimo a tener en cuenta si queremos mejorar nuestra salud, una estructura vital que tiene un papel fundamental en muchas de las funciones de nuestro organismo, por ello debemos darle el protagonismo y la importancia que merece haciendo de ella un templo sagrado, una  zona especial que debemos tratar, cuidar y fortalecer porque de ella depende nuestro sostenimiento estructural como eje y pilar de nuestra salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s